Tag Archives: empresaurio

La irritante moda de no leerse los CVs en las entrevistas de trabajo

8 May

empresaurioRegla nº1 del Manual del Empresaurio: leer los CVs es una pérdida de segundos semivaliosos

Ante todo, este post está orientado desde el respeto, pero también espero poder describir un sentimiento que más de uno habrá tenido en una entrevista de trabajo. Voy a hacerlo contando, sin dar nombres, lo que me pasó la semana pasada.

Tras llevar meses y meses buscando un trabajo más estable que el que me ofrece autónomos, el que te llamen para hacerte una entrevista de trabajo es motivo de gran alegría, y sobre todo, de esperanza; es una puerta que aparece de la nada y que te puede llevar de un día a otro a una situación muy diferente de la que estás viviendo actualmente. Pues bien, el otro día recibí una de esas llamadas que prometen una situación mejor.

Parecía muy prometedora: era una clínica en la que había echado el CV hacía tres meses, luego ya la creía perdida. Me ofrecían un trabajo a media jornada en un centro médico que recibe pacientes de mutua, y como el único requisito que pedían era ser autónomo, me dijeron que cumplía las condiciones y al día siguiente me harían una entrevista de trabajo. Si me cogían, empezaría a trabajar tres días después de recibir esa llamada; la única pega es que el centro es en Collado-Villalba (casi dos horas de trayecto en cercanías y 6,60 euros por el viaje, pero no me importaba pues estoy acostumbrado a esos viajes largos, e incluso los disfruto en ocasiones; y qué demonios, es un trabajo, aunque me pillara más lejos seguiría interesado). Mis amigos, pareja y familia siempre se alegran mucho con estas cosas, pero a base de decepciones he aprendido una lección: controla las expectativas. Aunque parezca perfecto, e incluso aunque creas que has bordado la entrevista, no te ilusiones, pues se rigen por unos criterios que, a día de hoy, aún no he alcanzado a comprender. Por suerte, en esta ocasión no me hizo falta, pues a los cinco segundos de entrevista supe que la puerta se acababa de cerrar para mí.

Sigue leyendo